falsos mosaicos en macetas

Tener plantas en el hogar siempre es positivo ya que no sólo decoran maravillosamente cualquier rincón de la casa sino porque nos conectan con la naturaleza.
Hoy presentamos un proyecto que se lucirá tanto en el jardín o al aire libre como en el interior. Este trabajo es ideal para realizar con niños, ya que es muy simple y divertido.

Materiales
Macetas de diversos tamaños (preferentemente de terracota)
Pintura gris
Pintura de colores brillantes
Pincel
Barniz al agua

En primer lugar debemos pintar la maceta por dentro y por fuera con color gris. Para darle un aspecto más antiguo, realizar con una esponja o un pincel gastado golpes dispersos con tonos más claros y más oscuros.

Una vez seco el paso anterior combinar los diversos colores brillantes sobre la superficie realizando rectángulos de diferentes tamaños para simular el mosaico. No es necesario marcarlos, se pueden realizar a mano alzada sin inconvenientes. Siempre, procurar dejar medio centímetro entre rectángulos para que la imitación mosaico se vea real. Barnizar y dejar secar.

Por último, solo resta buscar una bella planta, colocar en el interior de la maceta que realizamos y alegrar algún rincón. Un tip decorativo es colocar tres macetas de diferentes tamaños donde sólo una esté decorada con esta técnica y las otras dos pintadas lisas.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *